CUERO SINTÉTICO:

Normalmente basta un paño seco o ligeramente humedecido en agua templada.

Para manchas más intensas, diluye un poco de amoniaco en agua y aplícalo con un trapo suave húmedo.

 

SERRAJE:

Cepíllalos con un cepillo de cerdas blandas (puedes usar un cepillo de dientes antiguo). Luego pásale un paño seco o ligeramente humedecido en agua templada.

Para manchas de aceite echa primer un poco de polvos de talco para que la absorba. Déjalo 15 min y luego cepíllalo suavemente.

Rozaduras: para disimularlas, usa una goma de borrar, y luego cepíllalo suavemente.

 

Y RECUERDA: no los metas en la lavadora, ellos nunca lo harían.